edf quemado paraiso 
aptoCaracas, 03 de mayo de 2017.- Tres apartamentos siniestrados y 3 vehículos automotores particulares fueron incinerados este martes por bombas incendiarias lanzadas por activistas de la derecha política, quienes además atacaron brutalmente a efectivos del Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital cuando estaban tratando de apagar el incendio provocado.
De acuerdo a la información aportada por el General Ángel Martínez, comandante del Cuerpo de Bomberos de Caracas, los efectivos bomberiles acudieron al llamado de los vecinos de las Residencias Victoria, quienes estaban peligrando por el voraz fuego provocado en el estacionamiento estructural, tras ser lanzadas varias de estas bombas incendiarias.vehiculosquemados
“Allí ocurría una confrontación de ciudadanos que protestaban en forma violenta y utilizaban bombas Molotov. Y nosotros también fuimos atacados por esas personas que protestaban y nos lanzaron una de esas bombas”, testimonió el Comandante Martínez.
angelmartijnezAfortunadamente, la bomba impactó en el camión cisterna que se utiliza para extinguir los incendios, pero gracias a las maniobras del conductor que evacuó la zona, el fuego pudo ser apagado antes de que destruyera totalmente la unidad.
“Es algo de verdad que nos impacta porque atendemos a toda la población sin distinción alguna”, manifestó el efectivo bomberil, quien recordó que el Cuerpo de Bomberos es una institución pública del Estado venezolano que salvaguarda la vida y bienes de los venezolanos, en cumplimiento del derecho constitucional a la vida.
Tras el brutal ataque tanto al edificio como a los bomberos, los efectivos públicos lograron controlar la situación sin lesionados ni bomberos heridos. Sin embargo, las bombas incendiarias en el estacionamiento destruyeron totalmente los vehículos y las llamas que se propagaron por un lateral de la estructura afectó de diversas maneras tres hogares de familias venezolanas.
Las acciones violentas y terroristas de estos grupos facciosos atienden el llamado a “trancar”, “quemar” y “paralizar” el país, que dirigentes de la derecha política han hecho públicamente a sus seguidores en contra del Gobierno Bolivariano, supuestamente como “protestas pacíficas”.