viernes, 16 de junio de 2017

Houston tiene clara su meta: ganar la Serie Mundial


Andrés Hernández Mendoza
Panorama
Diseño: Thajia Di Gaetano
Los Astros de Houston van camino hacia una temporada de ensueño. La meta es simple: ganar la Serie Mundial, a la que no asisten desde la temporada de 2004, cuando la perdieron ante las Medias Blancas de Chicago del venezolano Oswaldo Guillén.
En la actualidad, los Astros parecen tener un equipo bien conformado y, sobre todo,  con una plantilla que puede costear algunos jugadores, como el venezolano José Altuve y el lanzador Dallas Keuchel.
La clave del béisbol en la actualidad es mantener un equipo bien confeccionado, usar la sabermetría y tener un poco de suerte. 
El mejor ejemplo posible fueron los Reales de Kansas City, que  asistieron a la Serie Mundial de 2015 ante los Mets de Nueva York, y salieron victoriosos, la temporada anterior a esta cayeron en siete compromisos contra los Gigantes de San Francisco.
El equipo sideral puede soñar. Están  primeros en la división del Oeste de la Liga Americana (45-22), con amplio margen de tranquilidad. A su rival más cercano de división le ha sacado 11 juegos, en el béisbol es un gran “colchón” para hacer descansar a la rotación o jugadores esenciales en cualquier momento. 
Los Astros, desde 1962, nunca han podido conquistar el ansiado título de las Grandes Ligas. La tropa dirigida por A.J. Hinch tiene una oportunidad de regresar a la postemporda y dar un buen papel, ya que los peloteros jóvenes con los que contaba en 2015 están más maduros para enfrentar este  nivel.
La dupla bateadora de  José Altuve y Marwin González es la más sobresaliente en Houston.  El dos veces campeón bate de la Liga Americana y el nacido en Puerto Ordaz batean sobre los .300 puntos:  Altuve promedia .320 y  el utility batea .313.
George  Springer lidera la tropa en jonrones y en carreras empujadas con 18 y 43, respectivamente. Altuve también coloca números en otros departamentos dentro de la divisa, como el jugador que ha conectado más imparables  (81), números que hacen soñar al venezolano con otro título de bateo que ya lo pondría, en su corta carrera, como uno de los mejores bateadores en los últimos 17 años en las Grandes Ligas.
El tema del pitcheo es fundamental.  Hay un viejo dicho entre los conocedores del béisbol,  “sin pitcheo no se gana”, algo que los Astros ven con muy buenos ojos. Su pieza angular dentro del montículo es Dallas Keuchel (9-0),  actual líder en efectividad dentro del equipo.  Su porcentaje de carreras limpias permitidas (efectividad) es de 1.67,  microscópicos números  que lo podrían colocar en la carrera de cara al premio Cy Young.
Sin embargo,  Keuchel está en la lista de incapacitados, junto al otro as de la rotación,   el derecho Lance McCullers Jr (6-1).
La defensiva de los Astros se fundamenta en la gran llave defensiva conformada por   Altuve y la joya  boricua Carlos Correa  entre los apenas acumulan 10 errores de 467 oportunidades para dar un .978 de promedio defensivo.
La plantilla de los Astros de Houston vale 115.773.100, la segunda  más costosa en la división del Oeste de la Liga Americana. ¿Podrá cumplir su sueño de alcanzar el título de las Grandes Ligas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario