Caracas, 04 de mayo de 2017.-  El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, aseguró este jueves que el Sistema Eléctrico es una de las industrias estratégicas del país, razón por la cual es objetivo de ataque y sabotaje para crear caos y desasosiego en la sociedad, acciones que le ha costado al país alrededor de nueve millones de dólares en las últimas acciones de sabotajes.
El Ministro destacó, durante su participación en el programa Encendidos, transmitido por Venezolana de Televisión que el Estado Venezolano, ha tomado acciones para contrarrestar y evitar “todas aquellas acciones que quieran socavar y destruir el Sistema Eléctrico Nacional”, no solo con acciones operativas sino legislativas.
“La energía es básica, si no hay energía no hay desarrollo, no hay las industrias, no hay el día a día de la población”, puntualizó Motta Domínguez.
Explicó además, que luego de que el Gobierno Nacional superara el fenómeno de El Niño que afectó la principal hidroeléctrica El Guri, el 2017 entró en una franca recuperación del Sistema Eléctrico, razón por la cual, factores de la oposición inició nuevamente la agenda de sabotaje contra el servicio eléctrico.
“La oposición al no tener el escenario de racionamiento eléctrico comenzó a planificar ataques programados y continuos contra el Sistema Eléctrico”, afirmó.
Añadió, que hasta el mes de marzo se registraron 14 fallecidos electrocutados por intentar sabotear el sistema, “en abril no hubo ningún fallecido”.
Motta Domínguez agregó luego del llamado de la Constituyente que realizó el Presidente Nicolás, inició nuevamente los sabotajes al Sistema Eléctrico, “el mismo 1° de mayo cae el primer fallecido del mes en el Subestación San Isidro ubicada en el municipio Mariño, del estado Falcón”.
Denunció además que ocurrieron otros sabotajes, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, donde fue capturado una persona integrante de la banda de “Los Maiqueteros”.
“En la noche del primero de mayo a las 9:54 pm en la Isla de Margarita se genera un apagón total. El servicio fue recargado a las 2:00 am y a las 3:00 am fue restituido totalmente”, señaló.
En referencia a este caso del estado Nueva Esparta destacó que pudo “haber complicidad interna con personas que trabajan y trabajaron en Corpolec”, debido a que donde ocurrió el siniestro solo lo conocen quienes hayan trabajado en la empresa.
“El sistema eléctrico es muy fácil de sabotear, son 130 mil kilómetros de líneas que hay en torres cortando el cable tumbando la torre, tirando cualquier metal, es vulnerable”, manifestó.
Explicó a la población que se debe ubicar a lo largo y ancho donde ocurrió el siniestro, para luego estudiar las condiciones, “para que ocurra un elemento de tal magnitud la primera situación tiene que ser la climatológica, el otro elemento los animales y la segunda fase es el humano por omisión o inducción”.  /EM